Hojas de Historia / Un tranvía llamado deseo - ISPI Nº 9073 "José M. Estrada"

Novedades

"Para enseñar hay que saber, pero no basta saber para enseñar". José Manuel Estrada

Post Top Ad

Post Top Ad

23 noviembre 2011

Hojas de Historia / Un tranvía llamado deseo

En esta ocasión, vamos a narrar un episodio vivido en la década del 60, cuando la Intendencia de la Ciudad de Rosario estaba a cargo de Don Luis Carballo, funcionario que determinó el levantamiento del transporte urbano de pasajeros prestado por tranvías, procediéndose a la donación de los mismos a instituciones de bien público (escuelas, clubes, etc.), ya que eran unidades obsoletas para las funciones de transporte, careciendo de valor económico. Luego de un trámite burocrático, se procedía a la entrega.

Como se comprenderá, al igual de la narración de una batalla, donde sólo se menciona la cantidad de armamento, su clase, número de soldados, nombre de los jefes, fechas, etc. y, por supuesto, el resultado de la misma, no aparecen los momentos íntimos y singulares vividos por los protagonismas y, por eso, pedimos que al leer estas "Hojas", los que participaron revivan los acontecimientos añadiendo todo el sabor de las improntas personales.

En noviembre de 1965 se habilitó bajo la denominación de Gimnasio abierto y cancha de básquet "Mens sana - córpore sano", el más conocido como patio de la escuela.

Al frente de la Comuna de Santa Teresa estaba el Sr. Felipe Ferreri.

Años después -1967- se corta la cinta inaugurando el Salón de Actos y Biblioteca "Ovidio Lagos", convertido posteriormente en salón de clases.

Al cumplir el instituto sus Bodas de Plata, en uno de los actos conmemorativos se instituye este salón bajo el nombre de Pte. Don Paulino Izaguirre, fallecido en 1976 y que fuera durante años Presidente y Representante Legal de la Institución.

La superficie del predio estaba, por la acción de relleno, más elevada, pero no en su totalidad y, así, esta elevación comprendía el patio y la edificación donde se albergaba el salón de actos y biblioteca. El resto era un verdadero pozo -antiguamente en ese lugar había existido un horno de ladrillos- que se anegaba fácilmente.

La Presidencia de la Asociación de Padres estaba a cargo del Reverendo Renaldo Ferrero; el Representante Legal, Don Paulino Izaguirre; y el Presidente de la reciente fundada biblioteca, Don Arturo Riccuci; acompañados por conspicuos miembros de la comunidad educativa, comunidad que abarcaba toda la región (Santa Teresa, Cañada Rica, Sargento Cabral, Pavón Arriba y El Socorro).

Volvamos al tranvía. En ese entonces se consigue la donación de una unidad tranviaria que fue entregada en la Ciudad de Rosario. Para traerla se colocó sobre un chatón que hizo de acoplado. En el trayecto, este "acoplado" se mecía de un lado para el otro, avanzaba a paso de hombre. Al frente de esta operación se encontraba el Rector, el Sr. Riccuci, el Profesor de Educación Física y odontólogo del pueblo Dr. Arnaldo Torres, acompañados por un grupo de alumnos entre los cuales estaban Jorge Izaguirre, Carnero y Sauret.

El coche, ya en el Instituto, se coloca en una orientación este-oeste sobre la tierra, en frente del patio y "pomposamente" se instala el Laboratorio de Ciencias. También estuvo la idea que el Club Estudiantil instalara una cantina aprovechando la unidad tranviaria.

Con los años, el tranvía cambió de lugar y de funciones. Se los instala de norte-sur, en un costado del predio, junto a la edificación que albergaba en ese entonces el Salón de Actos y Biblioteca, sirviendo de depósito, especialmente, para los útiles de Educación Física.

Ya en el año 1980, se desmantela y se vende como chatarra.

Autor: Dr. Miguel Juan

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Post Top Ad