Daniela Antúnez, la Negra - ISPI Nº 9073 "José Manuel Estrada"

Novedades

"Para enseñar hay que saber, pero no basta saber para enseñar". José Manuel Estrada

SALÍ SOLAMENTE SI LO NECESITÁS - LAVATE LAS MANOS CON ALCOHOL O AGUA Y JABÓN - CONSERVÁ EL DISTANCIAMIENTO SOCIAL

Post Top Ad

Post Top Ad

03 enero 2016

Daniela Antúnez, la Negra

Por Pablo Bilsky, 2 de enero de 2016

Pascal Quignard reflexionó sobre “el balbuceo, el eco inútil en la presencia temida y reiterada de la muerte”. Y ahora que me dicen no sé qué sobre Daniela Antúnez, aterrado, comparto mi balbuceo, inútil eco ante la ausencia.

Coordenadas para encontrar a la Negra

No la busquen, por favor,
no la busquen 
en los sitios 
que solía frecuentar.
No en las aulas.
Ni en la Facultad.
No la busquen allí, no. 
Y no la busquen, no,
ni se les ocurra 
buscarla entre los muertos.
Ni en los Campos Elíseos.
Ni en el Hades.
Ni en el Tártaro. 
No. Allí no.
No ha cruzado la Estigia.
Ni ha visto a Cerbero: no.
Está ella en la Hélade, 
Allí danza sin pausa, 
inquieta,
de isla en isla, 
ébano sonriente,
potrillita de Tracia.
Ella está con Calímaco
con él retoza y baila,
y ríe, y recita,
allí, 
en su biblioteca,
en los suburbios de Alejandría,  
entre pinakes
en los versos de Hecale
allí recita, ríe, baila,
sí: ella danza los versos.
Allí habita y descansa,
en La cabellera de Berenice, 
y la reescribe, 
una y otra vez,
y la dice
y se ríe
y así la habita, 
es su hogar,
allí vive la Negra
feliz, 
eterna como el recuerdo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Post Top Ad