La carpeta de aprendizaje: una herramienta excelente tanto para estudiantes como para docentes - ISPI Nº 9073 "José M. Estrada"

Novedades

"Para enseñar hay que saber, pero no basta saber para enseñar". José Manuel Estrada

Post Top Ad

Post Top Ad

02 mayo 2016

La carpeta de aprendizaje: una herramienta excelente tanto para estudiantes como para docentes

La carpeta de aprendizaje es uno de los instrumentos didácticos que respetean una concepción integral tras la enseñanza-aprendizaje, ya que permite el desarrollo de todas las funciones del docente para enseñar, las del estudiante para aprender y las de ambos para evaluar. Ofrece estrategias al profesorado y cambia la manera de aprender del alumnado.


En lo que respecta al alumnado, le ofrece la posibilidad de asumir la responsabilidad de su aprendizaje, integrar lo que ya sabe con los contenidos nuevos. El razonamiento y la organización reflexiva están integrados en el proceso de aprendizaje, consiguiendo que el estudiante aprenda a aprender, de manera autónoma, acompañado y tutorizado por el profesorado.

Este recurso permite al profesorado asumir un mayor compromiso, de forma que puede adecuar el proceso a las necesidades específicas de cada alumno.

Probablemente esta estrategia requiera más tiempo tanto para el alumnado como para el profesorado, pero este tiempo resultará provechoso y bien empleado.

Todos los docentes tenemos en mente el aprendizaje del estudiante, poniendo énfasis en cómo se hace una clase, cómo se programa, cómo se evalúa. La diferencia está en que no nos fijemos tanto en cómo se enseña, sino en como se aprende.

Actualmente hay consenso al considerar que para aprender es necesario que el estudiante tenga la posibilidad de conocer los objetivos que se pretenden, qué contenidos están relacionados, incorporar y estructurar estos contenidos, y aplicar los conocimientos adquiridos en diferentes situaciones reales.

De esta manera, hay que buscar estrategias que integren el proceso de aprender y de evaluar, consiguiendo que aprobar sea consecuencia de aprender y que aprender sea causa de aprobar.

Se hace necesario cambiar las estrategias de aprendizaje para asegurar que los estudiantes tomen una responsabilidad activa en su proceso de aprendizaje y para prepararlo en este proceso a lo largo de toda su vida.

En este sentido, la carpeta de aprendizaje integra los nuevos conocimientos con los conocimientos previos pudiendo acceder a los saberes desde distintos puntos de inicio. Mediante este instrumento los alumnos entienden y aplican conceptos, en lugar de memorizarlos, a la vez que tienen de posibilidad de apicarlos en situaciones reales.

¿Cómo es una carpeta de aprendizaje?

Es un conjunto estructurado de documentos (anotaciones, análisis, reflexiones, gráficos etc.) elaborados por el estudiante bajo la tutoría del docente, que se ordenan en forma cronológica o temática, y que evidencian la evolución, el progreso y el grado de cumplimiento con los objetivos planteados. Tiene una finalidad formativa y evaluativa.

Físicamente, debe incluir evidencias del aprendizaje (escritos, mapas conceptuales, resúmenes, reflexiones, imágenes, artículos), aunque el soporte (papel, electrónico) y la aplicación pueden ser diversos. Cada entrega de la carpeta incluye una evaluación (autoevaluación, coevaluación, heteroevaluación).

En cuanto al contenido puede ser:

- Carpeta cerrada: El docente indica el sumario de la carpeta y deja para el estudiante su elaboración interna.
- Carpeta abierta: El docente indica los objetivos que se persiguen con la asignatura, mientras que el estudiante construye el sumario, selecciona las evidencias y elabora el contenido.
- Carpeta mixta: Se fijan algunas partes de la carpeta como obligatorias, mientras que otros apartados quedan abiertos a la experiencia de aprendizaje de cada estudiante.

Lo más usual que en cursos inferiores se opte por una carpeta cerrada y luego se vaya avanzando a una carpeta mixta y, finalmente, a una carpeta abierta.

El primer día de clase hay que explicar claramente todos los aspectos referidos a la asignatura, programa, actividades, estrategias de aprendizaje y sistema de evaluación, dejando clara la filosofía y los contenidos que debe tener la carpeta y si la misma es la única herramienta que se usará en la evaluación o se complementará a otros sistemas de evaluación.

Aún así, luego de las primeras semanas de clases, es conveniente solicitar la carpeta a los estudiantes y comentarles los puntos fuertes y débiles y las sugerencias de mejora para reorientarlos en la elaboración de las distintas actividades propuestas.

Resulta indispensable implicar al estudiante en el desarrollo de las asignaturas y dejar bien clara la necesidad de mantener un diálogo continuo con los profesores, tutores y el resto de los estudiantes, tanto de su grupo de trabajo como del resto del curso.

Ejemplo de lo que debería contener una carpeta de aprendizaje en nuestro modelo educativo:

- Curso, ciclo lectivo
- Profesor/es
- Grupo de alumnos
- Detalle de la actividad, donde consten contenidos curriculares, objetivos, cronograma y criterios de evaluación
- Tabla SPAC donde figure qué sé del tema y qué quiero saber (al inicio) y qué aprendí y cómo lo aprendí (al final)
- Material de investigación
- Reflexiones luego de cada puesta en común
- Hoja de autoevaluación (excelente, bueno/muy bueno, aprobado, insuficiente)

Opcionalmente puede contener una hoja de expectativas al inicio de la actividad:

- ¿Qué expectativas tienes respecto a esta actividad? ¿Qué crees que aprenderás?
- ¿Qué conocimientos previos tienenes del contenido de la actividad (históricos, geográficos, poĺíticos, culturales, sociales, científicos)?
- ¿Crees que es significativo el contenido de esta actividad? ¿Por qué razones?
- ¿Qué tipo de dinámica te gustaría seguir en esta actividad?
- ¿Qué te puede ayudar para lograr los objetivos de la actividad?
- ¿Qué tipo de evaluación consideras más adecuada?

Estrategias para facilitar que el alumno desarrole la capacidad de estructurar el aprendizaje:

- Resúmenes de temas
- Diagramas de flujo
- Mapas conceptuales
- Libreta de campo (donde consten las reflexiones que la actividad le suscite y las dudas, problemas o cuestiones que se les planteen)
- Visitas a museos, instituciones, empresas, etc. Después, el alumno individualmente hace una valoración de la misma, cómo se ha desarrollado, los puntos de interés y su relación con la actividad
- Seminarios donde se trabajen temas en profundidad con la clase dividida en 2 o 3 grupos
- Puestas en común (ver La puesta en común: una situación didáctica enriquecedora clave en el nuevo modelo pedagógico)
- Tutorías individuales o en grupos donde se resuelvan dudas que se han generado. En estos casos los alumnos se sienten más libres para exponer sus dudas, cuando no lo hacen durante un seminario o puesta en común. (Cada docente tiene un calendario con horas donde los alumnos o los grupos puedan requerir del mismo para que los oriente, se los refuerce con nuevas tareas o con pautas para llegar al trabajo final)

Para la realización del producto final, es necesario que el estudiante haya adquirido ciertos conocimientos para aplicarlos a situiaciones prácticas, o bien que tenga accesibles estos conocimientos. La carpeta de aprendizaje es un soporte excelente para este tipo de prácticas formativas.

Basado en Aplicación de la Carpeta de Aprendizaje en la Universidad (Cuadernos de Docencia Universitaria 10) de la Universidad de Barcelona

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Post Top Ad